jueves, 1 de mayo de 2014

Una carta en tu buzón.

C/ Del precepto s.n.
Ciudad: Constanza
Provincia: Esfuerzo
País: España

Estimado lector,

Te escribo en un momento de cordura, puede que de los pocos que me queden en estos días, porque creo que es vital lo que tengo que decirte.

Sé que no son tus mejores días, que andas un poco perdido a pesar de que el camino es el mismo desde el principio. Pero es normal que en las travesías largas, los kilómetros pesen, los pies se ampollen y las piernas se entumezcan. Lo mismo te sucede, porque el tuyo, amigo, es un camino doblemente cansado, por lo físico y por los psicológico.

Sé que ha habido días en que no tenías ganas de levantarte de la cama porque pensabas que el camino era infinito. Pero recuerda el primer día, cuando cogiste las botas, y trataste de estudiar un mísero folio, y no te viste capaz ¿qué hiciste? Decirte a ti mismo que si habías sido capaz de sacarte una carrera, ¿por qué no ibas a ser capaz de estudiar 12 folios? Y mírate!! infinitos cantes a tus espaldas, unos mejores y otros no tanto, pero has sido capaz no solo de estudiartelos, sino de estudiarlos, cantarlos y enfrentarte al preparador.

¿Por qué ahora no? Ahora tienes músculo hecho, tienes folios y folios memorizados, sabes qué horas son tus óptimas y las que no lo son tanto, las actividades  que te despejan, la gente con la que cuentas y con la que no.

También sé que vas con el agua al cuello, que el listón está alto y que te esfuerzas. Eso créeme que lo sé. Tanto como que tienes un pavor horrible a que el esfuerzo de hoy no sirva para tu objetivo. Pero yo te digo, que esos 5 minutos más que le dedicas a ese artículo, ese cante extra que añades al tema, esa cena a la que dejas de ir porque sabes que se alargará, valdrán la pena. Seré franca, nadie asegura tu objetivo, pero esa vuelta de tuerca "extra" marca la diferencia, ya no solo en el tribunal, sino para ti mismo, porque cantarás ese artículo o ese párrafo al que dedicaste más tiempo, lo harás bien y sentirás satisfacción por el trabajo bien hecho. No hay cosa que valga más que el estar satisfecho con uno mismo.

Oyes mucho estos días aquello de que por un cante mal hecho no pasa nada, que "solo" es un cante, y sé que en ese momento sientes incomprensión por quienes te rodean. Te digo que no gastes energías, que tu y yo sabemos que el cante es tu trabajo, es tu meta a corto, es el rendir cuentas no ya a un tercero, sino a ti mismo. Haz oídos sordos porque aunque grites y patalees no lo entenderán, y solo hará que restarte fuerzas.

Te sientes solo, aventuraría a decir que incluso algo vacío. Es normal. Pero cuando te pase eso, no pienses en grandes gestos o en grandes celebraciones, levanta la cabeza y mira las pequeñas cosas del día a día, y verás como hay gente. Quizá no quienes te gustaría que hubieran estado, pero si que hay gente, incluso algunos que puede te sorprendan gratamente. Aférrate a ellos, consúltales, cuéntales lo que te pasa, si están es por algo, y aunque no entiendan la situación al 100% te apoyan por quien eres.

En ocasiones te sientes mudo, porque o hablas del tiempo o de tus oposiciones. Es normal y cuenta con ello. Dedícate a escuchar, es una tarea que a veces se nos olvida que existe. Y habla, habla por los codos con aquellos que te aprecian, aunque sea para repetir 3 veces en un cuarto de hora que te has estudiado tal o cual tema. Eso oxigena.

Pero sobre todo, házme caso, sirves para esto, sino hace tiempo lo hubieras dejado. Puede que el cansancio físico esté haciendo mella, pero si es así, readapta tu día a día a las nuevas necesidades. Estas en un camino difícil, puede que en una de esas etapas en las que tienes que echar mano de todas tus artimañas contigo mismo para seguir, para creerte capaz, para serlo. Recuerda el por qué de esta profesión, el por qué de este sacrificio, dónde empezaste y dónde esperas llegar, lo que has recorrido tu solo, los aprendizajes del camino...

No eres el mismo que el que empezaste, eres mejor, y llegarás a serlo aún más. 

Confía en tí, 
                    lucha contra tí mismo,
                                                         véncete
                                                                       supérate
                                                                                       exprímete
                                                                                                         ERES CAPAZ.

Fdo. Una amiga que también confía.

4 comentarios:

  1. Me ha encantado tu carta. Ha sido leerla y sentirme como esa vuelta de tuerca extra, que marca la diferencia con respecto a los demás.

    No he podido sentirme más identificada en tus palabras, desde la incomprension y la soledad, al hecho de no tener más que contar que los temas que has estudiado. Porque a lo que te dedicas es a estudiar, y aunque a los demás le parezca una vida triste, a mi me resulta la clave para luego tener una vida alegre, y eso es lo que hace que me motive cada dia.

    Muchas gracias por compartir tus sentimientos y tus animos de esta original manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María! me alegro de que no solo me sirva a mi para desahogarme, sino que a ti te sirva para no sentirte única (en el sentido negativo). Estoy absolutamente de acuerdo contigo, esto no es mas que un "tiempecillo" poco agradable, que con el tiempo se convertirá en la mejor aventura de nuestra vida. Está claro que hay días que todo es un poco más feo o un poco menos agradecido, pero en esos días hay que cerrar los ojos muy fuerte y seguir avanzando hasta el próximo claro. Un beso y ánimo!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias a tí Lucía! Ese doble agradecimiento me transmite mucho. Mucha fuerza y ánimo, los momentos malos pasan, son el motivo de que evolucionemos, y gracias a ellos nos planteamos cosas que, de otro modo, no hubiéramos hecho. Un gran empujón hacia delante de mi parte.

      Eliminar