jueves, 25 de junio de 2015

Imprescindibles de batalla

En toda batalla medieval que se precie, no pueden faltar los siguientes elementos: un líder (bueno 2), miles de soldados (salvo que sean Galos y se hayan caído en una marmita, en cuyo caso, con ser 2 van que chutan), caballos y un ejército contrario. 

Evidente que en nuestro paralelismo semanal el ejercito contrario es el temario+examen+chachi compis super inteligentísimos. El líder probablemente sería el prepa, aunque esta figura creo que anda más bien a mitad camino entre prepa y uno mismo. Y.....ahora viene la parte esencial para ganar una batalla.

(imaginaos a modo de peli un plano que enfoca el campo de batalla -con ese humillo que siempre ponen, no sé muy bien a santo de qué- y entonces la cámara empieza a aproximarse a la escena, hasta llegar a un soldado en particular, montado a caballo y con un águila en su hombro).

Este soldado cuya cara aún no hemos podido ver porque sigue tapada con el yelmo tiene los 3 elementos fundamentales que le hacen un guerrero imbatible, capaz de alcanzar cualquier objetivo por duro que sea. A saber:

1. Un caballo: fuerte, alto, robusto y, lo más importante, de guerra. Estos caballos no iban precisamente "desnuditos" a las batallas, sino que se les ponían mallas y otros rebestimientos para hacer más difícil que los hirieran. Pero el elemento que si cabe es vital para este, nuestro soldado, es el de las orejera del caballo, esto es, una pieza que se sitúa a los laterales de los ojos del caballo para evitar que vea lo que hay a su alrededor, solo siga su camino, sin mirar más allá del siguiente relincho.

2. Un águila: nuestro soldado no es cualquiera, por favor! El águila se encargará de sobrevolar el campo de batalla para ver "cómo va la cosa", si hay muchos temas "muertos" o si el temario está más cerca de ser conquistado. No obstante, no la dejará sobrevolar más que en aquellos casos en que sea estrictamente necesario, pues los avances en la batalla solo se perciben cuando son grandes.

3. Nuestro soldado: aún no le hemos presentado, cuando realmente es el elemento más importante de la batalla, al fin y al cabo, es el que se va a encargar de avanzar sobre los temas y dará órdenes al caballo y al águila. Cuando se descubra de su yelmo, observaremos que su pelo es rubio -podríamos decir que es casi platino- largo y liso. Conforme vaya sobresaliendo su rostro, veremos que es una mujer...o bueno....algo que intentan vender como mujer....ojos azules como de pegatina y nariz redondita, perfecta...un cuerpo con curvas, aunque algo desmedido con cinturita de avispa y piernas lasguíiiiisimas ¿aún no sabéis de quién hablo? A ver una pistita: mujer de los '90 que era capaz de vestirse como si ejerciera CUALQUIER profesión.

¡Efectivamente! Nuestro guerrero, es una guerrera: Barbie!!! Si señores y señoras, ella será capaz de ganar la batalla ¿sabéis por qué? Porque NO piensa, es de plástico y está hueca!!! Así se le acabaron los problemas de pensar en si el soldado de al lado ha matado a 10 o a 20, o de si es la hora de comer o de cualquier otra cosa. Ella sigue una instrucción clara: seguir hasta el objetivo. 

Así que lo hará, como nosotros: con orejeras, levantando de vez en cuando la cabeza para ver lo que ve el águila (y todo lo que hemos avanzado) y sin pensar en nada más.

Buena semanita! :)

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho el símil que has utilizado. Y a seguir adelante en esta batalla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!! Es uno de mis recursos favoritos para darme cuenta de lo que toca en cada momento. La batalla continua! Espero que hayas tenido buena semana. Un saludo!

      Eliminar